Mujeres de hierro! ¿Por qué es importante el hierro en la mujer?

Mata F. 2017

El 24-47% de las mujeres deportistas tienen deficiencia de hierro sin anemia afectando al rendimiento pero también a la salud inmunológica, metabólica y cognitiva

Vengo de una gran mujer a la que todo le debo y vivo con una gran mujer a la que todo le empiezo a deber…de aquí nace, junto con mi trabajo durante muchos años, la necesidad de descubrir que cambios fisiológicos existen entre hombres y mujeres. Estudiar el tema me hace ir conociendo parte de las necesidades que desde la nutrición y el ejercicio la mujer puede tener en cada una de las etapas de su vida.

Cuando salió publicado, hace ya varios años, el libro de Louann Brizendine El cerebro femenino“, tuve la suerte de encontrármelo, leerlo y de que hoy forme parte de mis estanterías. Una de las muchas cosas que me gustaron, y que remarca lo inteligente que es la naturaleza, es cuando  Louann dice  “hasta las 8 semana de gestación, el cerebro fetal parece femenino; la naturaleza efectúa la determinación del género femenino por defecto” Que bonito pensar que el mundo comienza “de rosa”, más sensible, empático, inteligente…

Más allá de esta introducción, para algunos seguro que cursi, quiero dedicar varios temas de mi blog a hablar sobre diferentes aspectos relacionados con la salud de la mujer y su relación con la nutrición y el ejercicio. En esta primera entrada voy a tratar la importancia del hierro desde una perspectiva más integradora y menor centrada en aspectos que ya probablemente tu conozcas. ¿Sabes como afecta el hierro a tus hormonas?¿Puede afectar a tu salud ósea?¿hay alguna asociación entre hierro y ansiedad/depresión?…Voy a ello!

1. El hierro afecta a tus hormonas!

Se ha observado que individuos con deficiencia de hierro con anemia o de deficiencia de hierro sin anemia tienen del orden de 5 o 2 veces   más posibilidades de tener hipotiroidismo, respectivamente (estudio).  Además, se observa que individuos con déficit de hierro tienen un 40% más elevada los niveles de hormona estimulante del tiroides (TSH) (estudio). Los mecanismos que desencadenan el hipotiroidismo por déficit de hierro se ha visto pueden estar mediados por la peroxidasa de yodo (TPO), enzima que interviene en la oxidación del ion yoduro en yodo, utilizando para ello el peroxido de hidrógeno y como cofactor el hierro.  Pues bien, algunos estudios han mostrado que la deficiencia de yodo puede disminuir la actividad de la enzima un 30-50% (estudio)(estudio). Por otro lado, la deficiencia de hierro también afecta a la actividad de la deiodinasa, suprimiendo la conversión de T4 en T3 en el hígado (estudio).

Todo lo anteriormente descrito puede llevar a síntomas como son la mayor sensibilidad al frío, perdida de cabello, piel gruesa, constipados…además puede empeorar la hemodinámica cardiovascular y la dependencia de glucógeno durante el ejercicio; también se ha asociado con mayor riesgo de ansiedad y depresión (estudio).

Otra hormona que se encuentra afectada por el déficit de hierro es el cortisol (estudio). La síntesis de cortisol requiere de la enzima 21-hidroxilasa, la cual usa como cofactor el hierro, lo que hace que su deficiencia disminuya su síntesis. (estudio)(estudio).

Por último, los niveles basales de hormona de crecimiento también se han visto disminuidos con el déficit de hierro. En este caso, algunos estudios han mostrado disminuciones de un 60% en la ghrelina en niños con déficit de hierro. La ghelina es una hormona que además de ser conocida por su papel en la promoción del hambre, originalmente se sabe  su papel como inductora de la secreción de hormona de crecimiento. La disminución de GH conlleva disminuciones también de IGF-1, producido en el hígado en respuesta a la hormona del crecimiento. La deficiencia de GH llevará, entro otros,  a una menor disponibilidad de ácidos grasos libres, lo que dará lugar a mayor uso de la glucosa, mayor gluconeogénesis, y por ende, mayor catabolismo muscular (estudio).

2. Cuando tu cerebro también lo necesita. 

Sabemos que los desordenes o trastornos de la alimentación son mayores en mujeres deportistas que en sedentarias (14 vs 3%) (estudio), lo que desencadenan una inadecuada ingesta energética y déficit de nutrientes. Los trastornos de la alimentación también se asocian con mayor ansiedad y depresión pero… ¿por qué? Pues bien, de nuevo el hierro entra en juego, la síntesis de neurotransmisores como la dopamina, serotonina y noradrenalina (estudio); también en la degradación y transporte de serotonina y noradrenalina.

Estudios han mostrado que aquellas mujeres con anemia por déficit de hierro reportan menor percepción en su calidad de vida y un mayor sentimiento de ansiedad y depresión (estudio).

La deficiencia de apetito también se ha vinculado a la anemia, de tal forma que el apetito insuficiente es un síntoma clínico de la anemia, pudiéndose restablecer mediante la suplementación con hierro. Las reducciones en el apetito asociadas con la deficiencia de hierro están mediadas en parte por las concentraciones séricas suprimidas de grelina asociadas con la anemia por deficiencia de hierro descrita previamente (estudio). La deficiencia de hierro también reduce el apetito al aumentar las concentraciones séricas de leptina, una hormona asociada con la saciedad (estudio). La supresión de la grelina y el aumento de las concentraciones de leptina a través de la deficiencia de hierro proporcionaría una señal fuerte para la indiferencia inadvertida en el ejercicio de las mujeres.

3. El hierro en la función reproductiva

Existen varios mecanismos por los cuales la función reproductiva y la deficiencia de hierro pueden interactuar. Son bien conocidos los efectos adversos de la deficiencia de hierro durante el embarazo, sin embargo, no menos importante es su papel durante la concepción.

La transferrina y la síntesis de receptores de transferrina se elevan durante la fase folicular del ciclo menstrual, lo que indica una demanda mayor de hierro (estudio)(estudio). Además la rápida proliferación y diferenciación celular durante la fase folicular aumentan la demanda de hierro. Otro proceso importante dependiente de hierro es la esteroidogénesis, requerida para las enzimas hierro dependiente ferroxidasa 1 y 2 (estudio). Como tal, la restricción de hierro mitocondrial suprime la síntesis de progesterona en las células de la granulosa ovárica en el cuerpo lúteo (estudio). Por último, el grosor endometrial, asociado positivamente con la fertilidad, probablemente requiere de grandes cantidades de hierro (se ha visto que las concentraciones de hemoglobina están correlacionadas positivamente con el grosos endometrial)(estudio)

El déficit de hierro también se ha relacionado con el compromiso de la función reproductora mediante el aumento de la prolactina (PRL) causado por la disminución inbitoria de la dopamina sobre su secreción y por otro lado por el aumento de la TRH.

4. Metabolismo óseo

La deficiencia de hierro esta siendo discutido como un importante problema para la salud ósea y emergiendo su utilidad como factor de riesgo para la osteoporosis (estudio)

En los seres humanos se han comprobado que una mayor transferrina sérica y menores concentraciones de ferritina sérica, se correlacionan con menor concentración propéptido N-terminal del protocolágeno tipo I (PINP) y mayores concentraciones de telopeptido N-terminal (NTx), respectivamente, ambos marcadores de remodelado óseo. (estudio)

Voy a enseñarte algunos de los mecanismos propuestos por los cuales el hierro puede intervenir en el metabolismo óseo.  Como sabes, la hormona de crecimiento (GH) y el factor de crecimiento similar a insulina 1 (IGF-1) son críticos en el crecimiento y desarrollo óseos. El IGF-1 estimula la diferenciación de condrocitos y osteoblastos, necesarios para la mineralización ósea (estudio),  además de intervenir en la conversión renal de la 25-OH vitamina D en 1,25 OH-vitamina D, hormona fundamental en el metabolismo del hueso (estudio). Por otro lado, IGF-1 mejora la acumulación de colágeno tipo en 1 en el hueso, a través de la mediación de la síntesis de colágeno inducido por la paratohormona (PTH) y la inhibición de la degradación de colágeno (estudio). La GH, además de estimular la síntesis hepática de IGF-1, también tiene efectos directos sobre la proliferación de osteoblastos y expresión de proteínas (osteoprotegerina, osteocalcina y fosfatasa alcalina),promoviendo el anabolismo óseo.

Los efectos de ambas hormonas sobre el hueso son directa e indirectamente suprimidas por la deficiencia de hierro. La deficiencia de hierro se ha asociado como anteriormente te comenté con concentraciones menores de IGF-1; por ejemplo los niños con anemia por deficiencia de hierro presentan un 40% menos de IGF-1 sérica que los controles sanos (estudios)

Por otro lado, el componente primario del colágeno tipo I, 4-hidroxipolina, es sintetizado por una enzima dependiente de hierro, la prolil-4 hidroxilasa, mostrándose menor síntesis de colágeno en los individuos con deficiencia de hierro en comparación con los controles sanos (estudio)

Además, la hipoxia inhibe directamente la proliferacion de osteblastos y estimula a los osteclastos. La hipoxia prolongada genera acidosis en el hueso, lo que se ha visto decrece la DMO, lo que puede agravarse en situaciones con niveles bajo de estrógeno.

Por último, ya comentamos anteriormente que la deficiencia de hierro estaba asociada con hipotiroidismo. Pues bien, este también se asocia con debilidad ósea.  Las hormonas tiroideas estimulan la actividad osteoblástica de forma que el hipotiroidismo se ha asociado ha disminuciones de la DMO de un 37% y reduce la capacidad de carga ósea en un 50% (estudio).  Se ha mostrado que aquellos individuos con hipotiroidismo muestran más del doble de riesgo de fracturas que aquellos con una función tiroidea normal (estudio).  La deficiencia de estrógeno se ha visto potencia los efectos del hipotiroidismo sobre la salud ósea (estudio).

En esta entrada hemos visto algunos de los efectos que el hierro puede tener sobre la fisiología. No olvides que más no es mejor! El exceso de hierro también puede mermar tu salud gravemente (te recomiendo el blog escrito recientemente por mi compañero Marcos Vázquez, te dejo aquí el enlace). En próximas entradas trataremos de ver como se vincula el déficit de hierro con el rendimiento deportivo e incluso con la triada de la atleta ¿sabes en qué consiste? Está atent@ al blog!

Gracias un día más por sentarte a leerme, espero te haya gustado. Si es así, suscríbete al blog y comparte la publicación. Gracias por tu interés! 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *