¿Qué problemas actuales presenta la suplementación en deportistas?

question-63916_960_720

¿Qué ocurre con el efecto interactivo entre las diferentes sustancias de los suplementos que se pueden llegar a consumir?¿Qué ocurre con la ingesta repetida de un suplemento en un corto periodo de tiempo?¿Sinergia de nutrientes?¿Existe una respuesta individual al entrenamiento?¿Influyen otras variables como el sexo o el estado de alimentación?

Los suplementos pueden mejorar el resultado de un evento competitivo si reducen o retrasar la aparición de los factores fisiológicos específicos que de otro modo causarían fatiga o deterioro en el rendimiento durante todo el evento o hacia su finalización (Burke et al.,2017).

Las intervenciones nutricionales y de suplementación en el deportista pueden y deben ser consideradas como optimizadores de la adaptación al entrenamiento y del rendimiento.

Una vez «separado el trigo de la paja»  en las anteriores entradas hay varios problemas actuales que la ciencia debe ir resolviendo y teniendo en cuenta con respecto a la ingesta de suplementos en los deportistas.  Por ejemplo, muchos de los estudios realizados hasta el momento se han hecho en situaciones de laboratorio, por tanto, una situación que quiere ser pero que no es el escenario real (y todo lo que ello implica) de una competición.  Si bien es cierto, algunos estudios ya se están realizando bajo esta premisa.

Las situaciones de laboratorio en las que se llevan a cabo la mayoría de los estudios de suplementos para deportistas a menudo no incluyen muchas de las características importantes asociadas con el deporte de competición

(Burke et al.,2017)

Otro problema lo encontramos en la propia naturaleza del deportista (su genética) así como también el grado de entrenamiento, ambos pueden modificar la respuesta al suplemento. Por último hay factores como el sexo, el estado de alimentación y el efecto placebo que también deben ser tenidos en cuenta. Iremos viendo algunas cosas interesantes de todo esto a lo largo de la entrada.

Por ejemplo, se ha especulado que en comparación con los individuos moderadamente entrenados, los atletas de élite tienen una composición de tipo de fibra muscular diferente, mayor capilarización muscular y adaptación que reducen el desarrollo de la hipoxia y la acidosis metabólica, además de una vía más desarrollada para producir óxido nítrico a partir de arginina ; estas condiciones pueden reducir el beneficio de una mayor actividad de la vía de óxido de nitrato-nitrito-nítrico y por tanto el fecto de la suplementación con jugo de remolacha (Jones et al.,2014). Esto no quiere decir, que no sea efectivo en sujetos entrenados ,estando la eficacia de esta estrategia probablemente asociada con las condiciones específicas del evento deportivo (hablaremos de ellos en entradas posteriores).

Será igualmente importante ajustar los diferentes protocolos para éstpos  se ajusten de forma más adecuada a las exigencias reales del deporte que estemos considerando con base a todas éstos aspectos influyentes en el resultado final de la suplementación.

1. Efecto aditivo o interactivo de la combinación de varios suplementos en un solo evento: ¿ 2+2 = 5 ?
logo

Los atletas reportan el uso simultáneo de un número de diferentes productos (estudio, estudio, estudio). Si atendemos a los suplementos que vimos en la anterior entrada, es decir aquellos que tienen mayor nivel de evidencia (beta alanina, creatina, bicarbonato, nitratos) cada uno por separado muestra eficacia en un «escenario» específico. Si bien, las combinaciones entre ellos pueden ser múltiples y podrían sumar efecto o bien ejercer un papel negativo. Los mecanismos de acción con la combinación de sustancias puede ser sinérgico o bien independiente. Uno de los casos mejor representado en la literatura es, hasta la fecha, la la combinación de suplementos de  bicarbonato y beta-alanina; esto representa un ejemplo de sustancias que puedan interactuar a través de un mecanismo de acción relacionado en la mejora de la capacidad del músculo para amortiguar las altas tasas de producción de iones de hidrógeno (H +). También vamos a encontrar estudios (con diversos resultados) sobre el el efecto combinado de bicabonato y cafeína; remolacha/nitratos con cafeína o fosfato o de creatina con cafeína.

El uso combinado de suplementos en el rendimiento deportivo es una zona fértil de investigación que requiere de más  solidez  y una cuidadosa elección del diseño metodológico para lograr resultados claros y aplicables

2. Uso repetido de suplementos

La escasa literatura sobre este tema sugiere que hay una serie de consideraciones potenciales del uso sucesivo de suplementos, incluyendo la superposición de la vida media de los productos, la acumulación de fatiga o la desensibilización al efecto.

Imaginemos algunos deportes y la situación que pueden plantear en cuanto a la suplementación.  Por ejemplo, Michael Phelps corrió 17 veces en el programa de 8 días en el que ganó ocho medallas de oro en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008. Más cercano a nosotros, Rafael Nadal, en los últimas Olimpiadas de Rio disputó 10 partidos en apenas 7 días! Muchas veces todo esto hace que el tiempo entre partidos sea de horas, estando este tiempo dentro de la vida media de la ayuda ergogénica o del retorno del organismo a su estado fisiológico normal. En el primero de los casos, podríamos preguntarnos si el efecto de la primera ingesta es perdurable y efectiva para la segunda serie. Esto nos llevaría a plantearnos algunas cuestiones ¿Modificamos la segunda dosis dado que aún queda parte de la primera?¿es suficiente con la primera?,¿necesito más dosis dado que la primera dosis disminuye la sensibilidad al suplemento?

bike-coffee

Pongamos el ejemplo de la cafeína. Hasta hace un tiempo se recomendaba hacer un periodo de parada en la ingesta de cafeína para evitar así su habituación y, por ende, la reducción del efecto que se podía dar (Burke et al.,2008). Si trasladamos esto, al tema que estamos tratando, su uso en competición durante varios días podría hacer que de forma paulatina el efecto de la suplementación con cafeína fuera menor. Hoy sabemos que la abstinencia de la cafeína no aumenta la magnitud de los beneficios sobre el rendimiento asociados con la administración de suplementos de cafeína (Irwin C., et al.,2011). Pero aunque esto es así, las consecuencias pueden ser otras, por ejemplo puede generar un “arrastre de la fatiga”  y del daño muscular proveniente de la primera competición, provocado por el aumento del esfuerzo realizado y el mayor daño muscular; además se pueden producir problemas en el sueño del deportista. En este sentido hay reportes anecdóticos en deportistas del uso de pastillas para dormir con tal de suplir este efecto de la cafeína. Mientras tanto, el único estudio disponible de uso repetido de la cafeína en un escenario de competición simulada (Stadheim HK, 2014encontró que una ingesta moderada (3 y 4,5 mg / kg) (tal y como se recomienda en las directrices actuales para uso de la cafeína en el deporte) se asoció con ventajas de rendimiento significativas (4-5% de mejora del trabajo realizado en una prueba de tiempo de esquí de fondo) cuando se hizo la toma en dos ocasiones (en un periodo de 24 h). Este beneficio se produjo a pesar del aumento de daño muscular y dolor desde la primera prueba llevada a cabo con la ingesta de cafeína, lo que se atribuye al mayor esfuerzo realizado durante el ejercicio; presumiblemente, el uso de la cafeína en la segunda ocasión era capaz de enmascarar estos efectos.

3. Todos no somos iguales: la respuesta individual

one-differentComo ejemplifica magistralmente L. Burke, el fenómeno de respuesta individual a los suplementos queda muy bien explicado cuando pensamos en aquellas personas que tras tomar un café a partir de las cuatro de la tarde no pueden dormir y aquellos que caen en la cama como niños. Esto puede generar interferencia en los estudios, enmascarando el efecto real del suplemento. Generalmente las muestra utilizas en nutrición no son elevadas, de forma que la a presencia de uno o dos casos atípicos o de no respondedores  dentro de un grupo pueden tornar la estadística de un estudio como no significativa (Burke et al.,2016). Esto general actualmente varios inconvenientes a la hora de realizar recomendaciones en determinados suplementos como por ejemplo, el desarrollo de directrices sólidas de dosificación y uso o la pregunta de ¿cómo se puede saber, incluso en el caso de los suplementos deportivos que han recibido un amplio apoyo científico, si el efecto con el será positivo, negativo o neutro?

Otros aspectos que también deben considerarse, son las diferencias que puede existir en suplementar un día normal o de competición, donde en el último caso diferentes aspectos como la motivación pueden desencadenar respuestas que interfieran en el efecto de la suplementación.

También sabemos que el sexo, condiciona el tamaño corporal, peso corporal y la respuesta hormonal. De esta forma, las recomendaciones en valores absolutos de los diferentes macronutrientes han cambiado (dada su inexactitud) a lo largo del tiempo, pasando a relativizarse en base al peso corporal y más aún, a la cantidad de tejido libre de grasa. Igualmente, las diferentes dosis de suplementos están siendo relativizadas al peso corporal o a la masa libre de grasa, si bien, los estudios en mujeres  son aún escasos.

¿Y la genética? Al observar la clásica curva de distribución tanto tú como yo podemos encontrarnos entre aquellos que estamos dentro de la respuesta típica o bien tener la suerte de que el efecto sea ninguno o sea mayor que el esperado como «normal». . Por ejemplo, actualmente sabemos que las diferencias en la respuesta a la ingesta de cafeína (un antagonista de la adenosina)  se pueden explicar por las diferencias en el tipo, número, y localización de los receptores de adenosina en todo el cuerpo, así como las diferencias en el metabolismo hepático de cafeína que alteran su vida media (Yang et al.,2010)

Un estudio de 36 ciclistas competitivos subdividió el grupo de acuerdo con la expresión de un polimorfismo de un gen asociado con el citocromo P450 (CYP1A2), familia de proteínas implicadas en el metabolismo hepático de fármacos (Womack CJ, et al.,2012; 2015). En general, los 16 atletas que eran homocigotos AA de este gen, lograron una mejora del 4,7% en el tiempo de 40 km (75,1 (6,1) a 71,6 (4,3) min, p  <0,05), los 19 atletas que llevaban el alelo C lograron sólo una tendencia a mejorar el rendimiento (73,1 (4,5) a 71,6 (4,4) min, diferencia no significativa). Aunque existen estudios en esta linea,  aún nos queda camino de investigación para saber cómo diferentes polimorfismos genéticos pueden afectar a las respuestas a la suplementación.

Por último, el estado nutricional es bien conocido puede afectar a la respuesta de algunos suplementos. Por ejemplo, sabemos que la respuesta  a la sobrecarga oral con creatina, es diferente en omnívoros que en vegetarianos. Esto es debido a que la ingesta de creatina en estos últimos es mucho menor, lo que les hace más sensibles a la suplementación con creatina y al aumento de las reservas de fosfocreatina  muscular (Watt et al.,2004). Otro ejemplo interesante es el menor efecto de la cafeína cuando la disponibilidad de carbohidratos es elevada es decir, cuando se consumen carbohidratos durante el protocolo de ejercicio en comparación con el placebo / agua.

Conclusiones

En las tres entradas primeras de este blog hemos analizado como la elección de suplementos debe hacerse en función de su seguridad, eficacia y legalidad, además de ser adecuados a la edad y la maduración del atleta en su deporte (Burke et al.,2017). Para ello se hace importante el saber hacer una búsqueda y literatura científica disponible. La suplementación del deportista se enfrenta a la mejora de las metodología de los estudios y el tener en cuenta variables que en la mayoría de los casos, hasta el momento, no han sido tenidas en cuenta.

“Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino aquellos que no sepan aprender, desaprender y reaprender.”

Alvin Toffler
Un saludo
Fernando Mata
NutriScience España

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *